Trabajar desde casa no tiene por qué significar pasarse el día en pijama y dentro de las cuatro paredes de una habitación. No tener que pisar la misma oficina de trabajo día tras día es un lujo para quién sabe aprovecharlo. Imagínate por un momento que durante una semana estás sentado en uno de los rascacielos más altos de Bangkok escribiendo ese “estresante” informe y pensando en que la próxima semana tendrás que trabajar a orillas del pacífico, en Hawái.

Tener la posibilidad de trabajar desde cualquier lugar del planeta es algo que muchos empleados de hoy en día desearían. De hecho, cinco de cada nueve personas renunciarían a parte de su salario por tener esa flexibilidad. Pero además, cambiar de ambiente cada cierto tiempo tiene muchos beneficios: aumento de creatividad, acabar con malos hábitos, experimentar nuevas oportunidades o descubrir habilidades nuevas. Pero, ¿a dónde nos vamos? No todos los sitios son iguales ni todos ofrecen tantos beneficios para sus trabajadores. Por eso, hemos elaborado una lista de lugares remotos donde no querrás dejar de trabajar.

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=11581]