El CEO de Tesla, el mayor fabricante de coches eléctricos del mundo, Elon Musk, es también el presidente de SolarCity, la empresa líder en energía solar de EE.UU. y acaba de ofrecerse a comprar la compañía por 2.600 millones de dólares.

Ahora mismo, Musk posee un 22% de las acciones de SolarCity y de realizar efectivamente la compra de SolarCity, la fusión de las dos empresas generaría unos 150 millones de dólares en eficiencia de costes según calcula. Su idea es crear una “empresa integrada de energía sostenible”.

En este mismo momento, Tesla está desarrollando un dispositivo de almacenamiento de energía individual llamado Powerwall. El objetivo es que la gente pueda encender una batería y no depender de la red eléctrica.

En el caso de que Tesla y SolarCity se combinaran, la Powerwall podría conectarse a los paneles solares ya vendidos por SolarCity y vender ambos productos en un solo pack. En el futuro, la energía obtenida de los paneles solares situados en el coche de una casa podría también cargar la batería del coche eléctrico de sus dueños.

Hace un par de semanas ya se desveló la intención de Tesla de comprar SolarCity, pero ahora la oferta ya es sólida. “Ahora que Tesla está listo para lanzar Powerwall y SolarCity está listo para proporcionar energía solar altamente diferenciada, ha llegado el momento de unirse”, ha asegurado Musk según recoge CNN Money.

El precio de oferta de 2.600 millones de dólares, inferior a la de 3.000 millones de dólares que Tesla anunció inicialmente. Las acciones de SolarCity han aumentado en los últimos meses, por lo que no está claro el porqué de la rebaja en la oferta.

Por el momento, en Tesla esperan que la transacción se cierre en el cuarto trimestre de 2016. No obstante, el acuerdo necesita aún recibir la aprobación regulatoria y el sí de los accionistas de ambas compañías.

Por último, aunque las compañías están de acuerdo en la fusión, SolarCity tiene aún algo más de 40 días para pensárselo. Musk cree que el trato es maravilloso, sin embargo Wall Street no tanto, ya que las acciones de Tesla han estado cayendo desde que éste se anunció.