El ejercicio actual no ha sido apto para cardiacos. Si hay algo que ha dominado el ánimo de los inversores ha sido la inquietud derivada de la alta volatilidad de los mercados que ha hecho estragos en muchas de sus carteras. Pero incluso en medio de este desierto pueden encontrase verdaderos oasis de rentabilidad. Hay un puñado de compañías que los analistas recomiendan comprar por su potencial de crecimiento tras las caídas. Pero de todas las cotizadas del continuo español solo es posible encontrar apenas una decena de nombres que cumplan con estos requisitos y que, además, tengan una capitalización mínima de 100 millones de euros.

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=11578]