Señales de que tienes un jefe terrible

A veces un mal jefe nos lo parece por el simple hecho de que no nos deja hacer las cosas como queremos, no nos gustan sus ideas o su forma de actuar, pero puede ser un problema de percepción nuestro. Sin embargo, hay ciertas características que son comunes entre los malos jefes. En esta fotogalería las enumeramos para que puedas comprobar si coinciden con las formas de ese jefe tuyo al que tanta manía tienes y si es que el problema lo tiene é o lo tienes tú, que le ves como a un ogro.

Señales de que tienes un jefe terrible

Establece objetivos astronómicos. Un jefe que establece objetivos que estás a menudo fuera del alcance de las posibilidades reales de la empresa, no es otra cosa más que un mal jefe. De esta manera sólo conseguirá estar siempre descontento y tener agobiados a los empleados.

Señales de que tienes un jefe terrible

Nunca se equivoca. Un jefe que siempre cree tener la razón y nunca reconoce cuando no la lleva, es sin duda un jefe terrible. Primero, por su falta de autocrítica y, segundo, por su falta de empatía y desprecio hacia el conocimiento de los que le rodean día tras día.

Señales de que tienes un jefe terrible

No marca ninguna pauta. Está bien confiar en los empleados y en sus respectivos modus operandi, pero un jefe es jefe por algo: para dirigir. Si tu jefe solamente se limita a decir “haced esto” y nunca dice cómo o para qué, sin duda es un jefe pésimo que no merece su puesto.

Señales de que tienes un jefe terrible

Detesta las nuevas ideas. Un buen jefe debe escuchar las sugerencias de sus empleados, pero no sólo eso, sino que también debe tenerlas en cuenta. No obstante, si tu jefe es de los que prefiera que las cosas vayan regular antes que cambiar de métodos, es que es un jefe que deja bastante que desear.

Señales de que tienes un jefe terrible

Es una persona incoherente. Los jefes que prometen demasiado o piden cosas imposibles son jefes terribles sin lugar a dudas. Por no hablar de aquellos que además de pedir cosas inútiles o imposibles, además cambian de opinión a cada rato cuando se dan cuenta de que las cosas no funcionan pero siempre sin admitir sus errores.

Señales de que tienes un jefe terrible

No sabe comunicarse con los empleados. Un jefe tiene que saber, ante todo, cómo decir las cosas a sus empleados y si el tuyo no sabe decirlas o, aún peor, se esconde para evitar decirlas, es que no es un digno merecedor del puesto que tiene. Un jefe que no sabe comunicarse sirve de más bien poco.

[td_smart_list_end]