A Yahoo! no le queda mucho como empresa pública e independiente y parece mentira que hace más de una década se le considerara el rey de Internet. Aunque todavía tiene una cosa por la que muchas empresas de Internet y medios de comunicación están luchando, la audiencia, el portal web está a punto de darse por vencido. El valor de Yahoo! se encuentra en sus usuarios: cuenta con 43 millones de usuarios al día en Estados Unidos, su contenido audiovisual tiene una audiencia mensual de 198 millones personas y algunas de sus aplicaciones son muy populares, entre ellas Tumblr. El problema, según el CEO Marissa Mayer, es que la demanda de productos publicitarios de Yahoo es muy débil. Durante la última década se han perdido ingresos por publicidad y tráfico de búsqueda de esas mismas empresas.

La principal razón por la que los anunciantes no están interesados en Yahoo! se debe a la “incertidumbre que hay en torno al proceso de venta”, según ha señalado Mayer. Yahoo! ha pasado un año en el limbo. En este punto, varios informes sugieren que la empresa está cerca de aceptar las ofertas de compañías como Verizon, el favorito desde que compró AOL, así como empresas de capital privado o varias firmas de inversión con el respaldo de multimillonarios como Dan Gilbert y Warren Buffett.

“Con la estructura de costes y número de empleados más bajo de toda una década, continuamos progresando de forma sólida en nuestro plan de 2016″, dijo Mayer en un comunicado. Mientras tanto, la compañía también está viviendo un proceso de escisión con sus grandes participaciones en Alibaba y Yahoo Japón. Cuando Alibaba, una compañía china en la que Yahoo posee una participación del 15%, se hizo pública en 2014, Yahoo se benefició bastante – tanto que las acciones de Alibaba valen mucho más que un negocio de Yahoo! En esta línea la capitalización bursátil de la compañía asciende a 36.000 millones de dólares, pero gran parte de ese valor se debe precisamente a las participaciones en las empresas asiáticas y no al negocio central de internet, valorado en una décima parte.

El año pasado, Yahoo perdió 4,4 millones de dólares con la reestructuración de la empresa, incluyendo la reducción del valor de algunas de sus marcas como Tumblr, que compró por 1.000 millones de dólares en 2013. En el año 2000 Yahoo! valía 225.000 millones de dólares. Ahora, después de una serie de errores, malas decisiones y seis directores ejecutivos en los pasados nueve años, vale 34.000 millones de dólares. El destino de la empresa que sentó las bases de lo que hoy en Internet –antes que Google- todavía queda en interrogante, pero se le acaba el tiempo.