5 cosas que tienes que saber antes de aceptar un trabajo de verano

El verano es un buen momento para que estudiantes y recién graduados conozcan la experiencia laboral del mundo real. Pero no te dejes engañar. Estar en el lugar del “becario” o del “empleado temporal” no te resta poder de negociación, cuando se trata de hablar de tus condiciones laborales. No hay que decir “sí” a todo, antes hay que asegurarse de saber cómo se va a compensar el trabajo realizado (teniendo en cuenta que el aprendizaje tendrá que ser la mayor compensación). Estas son diez cosas que tienes que saber antes de aceptar ese trabajo de verano (y casi cualquier trabajo).

5 cosas que tienes que saber antes de aceptar un trabajo de verano

El tipo de contrato. En muchos casos no se distingue si eres un becario, un empleado temporal o si trabajas como freelance. Lee atentamente la descripción del trabajo. Los becarios o empleados tiene una jornada laboral cerrada, frente a la flexibilidad de los freelance. ¿Cómo se va a contabilizar tu trabajo, por horas en la oficina o por tareas realizadas?

5 cosas que tienes que saber antes de aceptar un trabajo de verano

Cuidado con la denominación de “autónomo”. Los trabajadores autónomos son aquellos que realizan de forma habitual una actividad por la que reciben un salario legítimo. No se consideran empleados a efectos de las prestaciones y otros beneficios, pero están en los registros de la empresa. Por otro lado, hay otro grupo de personas, que realizan una actividad para una empresa sin un contrato y que reciben una compensación no legal por ellos. Se puede recurrir a este tipo de trabajadores para evitar ciertos impuestos. Piensa en la protección legal que quieres tener antes de aceptar el trabajo.

5 cosas que tienes que saber antes de aceptar un trabajo de verano

Presta atención al “trabajo gratuito”. Es cierto que cuando estás en una beca de verano en un trabajo temporal pienses y valores que el beneficio principal es la experiencia. Pero la experiencia no pagará tus facturas. Por lo general, a menos que una práctica te vaya a proporcionar un crédito universitario o credenciales de aprendizaje, se debe pagar por los servicios realizados. Las prácticas no remuneradas no tienen que ser una excusa para explotar una mano de obra gratuita. Una buena norma: una beca de verano no remunerada principalmente tiene que beneficiarte, no a la inversa.

5 cosas que tienes que saber antes de aceptar un trabajo de verano

No hay límite en el número de horas que puedan trabajar los empleados, pero las horas extra se pagan. Esto es difícil que funcione estrictamente, sobre todo si eres un novato. Pero dejando a un lado el pago extra, también es importante a la hora de planificarse.

5 cosas que tienes que saber antes de aceptar un trabajo de verano

Los beneficios de los que podrás disfrutar. Que solo hayas firmado para el verano no significa que automáticamente no reúnas los requisitos para recibir beneficios: seguro de salud, cuota en gimnasios, planes bancarios, beneficios de transporte, vacaciones… Y no te olvides de los planes de jubilación u otro incentivo.

[td_smart_list_end]