La Comisión Europea realiza cada año, desde 1973, una serie de encuestas que sirven como herramienta para medir el estado de la opinión pública de los países miembros de la Unión Europea. Hablamos del Eurobarómetro y gracias a los datos del que se elaboró el pasado otoño podemos saber qué piensan los europeos de la situación económica en UE y en su país de origen.

Los ciudadanos de los países con los mercados más desarrollados como Alemania, Países Bajos y el ahora esquivo Reino Unido, fueron los más positivos a la hora de valorar la economía nacional. Sin embargo, los nacionales de países con mercados emergentes como Croacia, Rumanía o Lituania, fueron más negativos a la hora de evaluar el estado de la economía de su país.
En cuanto a España, es uno de los tres países donde los ciudadanos valoran más negativamente la economía nacional. De hecho, tan sólo un 9% de los españoles considera que la situación económica del país es buena. El mismo número de búlgaros considera óptima su economía nacional y nuestros vecinos portugueses son aún más pesimistas: un 8% de ellos opina que la economía de Portugal está bien.
Por otro lado, los que más negativamente han valorado su economía han sido los griegos. Sólo un 3% de los helenos considera buena la situación económica de su país, frente al 40% que considera que la situación de la economía de la Unión Europea es óptima. En cuanto al estado de la economía de la UE, los más optimistas respecto a ella son los lituanos y los búlgaros, seguidos de rumanos, croatas y polacos.

Por último, los más positivos a la hora de valorar la economía nacional son los alemanes, seguidos de luxemburgueses y malteses. En contraposición, los más pesimistas con la situación económica de UE son los franceses, seguidos de españoles, portugueses y los ingleses.