Los afectados más inmediatos al Brexit han sido los mercados. La moneda británica se deja un histórico 9,5%. Tokio cae cerca del 8% y los futuros de Europa y EE UU avanzan desplomes en las demás Bolsas. La Bolsa española, por su parte, ha iniciado la sesión de este viernes con un desplome del 15,90% afectada por el triunfo del Brexit en el referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la UE. Minutos después se ha suavizado con pérdidas de hasta el 8,9%, un porcentaje que la sitúa en los 8.140,2 puntos.

La Unión Europea entra en un terreno completamente desconocido. Hasta ahora, no había ningún precedente de un estado miembro. Los resultados del referéndum no activan automáticamente el artículo 50 del Tratado de Lisboa, aquel que se redactó en su día como cuestión formal por si en algún momento ocurría una salida como la que vivimos en estos momentos. El Primer Ministro David Cameron viajará a Bruselas la semana que viene para reunirse con los líderes de la Unión Europea y concretar la situación de Reino Unido. El resto de los líderes querrán saber qué tipo de relación se va a mantener con los británicos. Pero Cameron ya ha anunciado que no va a liderar el Articulo 50 del Tratado de Lisboa, eso se lo deja al próximo Primer Ministro, lo que revela una futura dimisión a finales de verano.

Una vez se proceda a la activación del “Artículo 50”, las negociaciones no podrán extenderse más de dos años, a menos que el resto del estados miembros quieran ampliar el plazo oficial. En cuanto a la libre circulación de personas, no habrá ninguna consecuencia inmediata, aunque Reino Unido espera recuperar el control de sus fronteras y mejorar sus perspectivas laborales, tras la reducción de la inmigración. Pero esto también tendrá sus efectos negativos. El Instituto Nacional de Investigación Económica y Social (NIESR, en sus siglas en inglés), estima que una disminución de dos tercios de la inmigración significaría una economía un 9% menor en 2065. Tampoco hay que olvidarse de los 306.000 británicos que viven en España. Según datos recientes de la ONU, 1,2 millones de británicos viven en países de la UE y el control de las fronteras de Reino Unido, significaría el control del resto de los países miembros de la UE hacia los británicos.

¿Quién va a liderar las negociaciones?
Es probable que Cameron sea uno de los líderes que lleve a cabo las negociaciones de la campaña del Brexit. Así como el ex alcalde de Londres Boris Johnson o el Secretario de Justicia Michael Gove. El voto de salida también forzará a la celebración de unas elecciones para crear un gobierno que se centre específicamente en negociar con la Unión europea.

¿Qué tipo de acuerdo quiere Reino Unido?
Esto está por decidir y es algo que la campaña del “Leave” no puede responder de inmediato. Tres factores se centrarán en los inversores y ejecutivos: ¿Qué acuerdo regulará los 575.00 millones dólares anuales que se mueven entre Gran Bretaña y el resto de la Unión Europea?¿Los bancos domiciliados en Reino Unido podrán seguir haciendo negocio en el resto de Europa?

La City de Londres vive momentos de pánico ya que hasta ayer se daba por ganadora la permanencia. Londres es sede de 250 bancos extranjeros, que emplean a 160.000 personas. Según algunas de las voces más influyentes, como Gary Cohn, presidente de Goldman Sachs, la mayoría de estas entidades estarían dispuestas ahora a hacer la maleta. En cualquier caso, la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, ya adelantó que la entidad mantendrá su presencia en Reino Unido independientemente de cuál fuera el resultado.