El incremento porcentual de las grandes fortunas en España sitúa al país cerca de los países asiáticos como China o Japón, región del mundo donde más ha aumentado el número de millonarios y el volumen de riqueza durante el mismo periodo. Los datos han sido revelados por el XX informe Mundial de la Riqueza (World Wealth Report, en sus siglas en inglés) difundido por la consultora Capgemini y que analiza la riqueza de la población mundial.

En 2008, el número de millonarios se situaba en 127.100 y durante el año pasado, 15.000 españoles han pasado a formar parte de esta categoría de “millonarios”, un concepto que el informe define como “las personas con un patrimonio superior al millón de dólares en activos invertibles”. Ni la vivienda principal, ni las piezas de coleccionistas, bienes fungibles o bienes de consumo duradero forman parte de esta denominación.

Este caso contrasta con la creciente precariedad en el mercado laboral español de los últimos años y con el avance de las desigualdad entre ricos y pobres, aunque el informe no explica las razones de este aumento de riqueza en los países del mundo. En su clasificación global, Estados Unidos destaca sobre todos los países, con 4,458 millones de grandes patrimonios, un 2% más que en 2014. Le siguen Japón (2,720 millones de potentados), Alemania (1,199 millones) y China (1,034 millones). España es el decimocuarto país del mundo con mayor número de millonarios, según el informe divulgado por Capgemini. Los países menos favorecidos han sido Brasil, donde el número de ricos se ha reducido un 8%, Canadá, con un 3% menos, Singapur, con una caída del 3% y Rusia y México, con un descenso del 2%.