La Comisión Nacional del Mercado Valores (CNMV) ha admitido a trámite la solicitud de autorización presentada por IFM Investors  para la formulación de una oferta pública voluntaria y parcial para adquirir hasta un 22,69% (220 millones de acciones) del capital de Naturgy.

Según informó el supervisor bursátil, la solicitud recibe su visto bueno al entender que el folleto y los demás documentos presentados, tras la documentación complementaria y las modificaciones registradas el pasado 16 de febrero, se ajustan a lo dispuesto en la normativa sobre el régimen de las ofertas públicas de adquisición de valores.

Asimismo, el organismo presidido por Rodrigo Buenaventura indicó que la admisión a trámite de la solicitud “no supone pronunciamiento alguno sobre la resolución relativa a la autorización de la oferta, o cualquiera de sus términos y condiciones, que deberá producirse conforme a los plazos y demás requisitos previstos en el artículo 21 de la precitada norma”.

Además, deberá contar con ese visto bueno del Consejo de Ministros a la operación, debido a la normativa de blindaje aprobada el año pasado por el Gobierno por la crisis de la COVID-19, que permite al Ejecutivo vetar la compra por un inversor extranjero de más de un 10% de una empresa española de un sector estratégico.

Controlar hasta el 22,69% por 5.060 millones

El objetivo de IFM es controlar entre el 17 y el 22,69% de las acciones de Naturgy. La oferta está dirigida a los accionistas minoritarios y a Criteria que controla un 24,8% de las acciones.

En este sentido, Los fondos Rioja, controlados por CVC y la familia March (20,7% de las acciones), y GIP (20,6%) han descartado aceptar la oferta y Criteria aún no se ha pronunciado.

El fondo de pensiones ha depositado ante el supervisor dos avales otorgados por BNP Paribas de un total de 5.060 millones de euros, el importe máximo que se espera gastar en la oferta. El banco francés actúa así como gran financiador, además de como asesor y como avalista.

Por su parte, Credit Suisse trabaja como consejero del fondo y Linklaters se encarga de los temas legales. Allen Overy es el asesor legal de BNP Paribas, mientras que Banco Santander será la entidad encargada de la intermediación y liquidación de la oferta.

BNP Paribas concederá a IFM un crédito puente de 1.800 millones para financiar la oferta, con un vencimiento máximo de 18 meses. El objetivo es después sindicarlo, pero según indican fuentes consultadas por Cinco Días, el apetito de la banca por entrar en esta operación es tal que no se espera que se agote ese año y medio.

Santander y CaixaBank negocian con BNP Paribas unirse en el crédito posterior; los dos primeros con un 25% cada uno y el tercero con un 50%.

Experiencia internacional

La diversificada cartera de infraestructuras de Naturgy se extiende por más de 20 países e incluye la mayor red de distribución de gas y la tercera de electricidad en España. También es un importante inversor en energías renovables, con una cartera actual de 4,6GW de capacidad que incluye energía eólicasolar e hidroeléctrica.

Los 25 años de experiencia de IFM en el sector de las infraestructuras en todo el mundo, así como su filosofía de inversión a largo plazo y su compromiso con la transición energética, suponen una fuerte incorporación como accionistas de Naturgy, subrayan desde la compañía.