10 comportamientos maleducados que tienen algunos reclutadores

Hay veces en las que uno va ilusionado a una entrevista de trabajo y sale debatiéndose entre ir a llorar a un rincón o seguir alucinando con lo que acaba de presenciar. Esto es porque aún existen empresas con reclutadores que tienen el con los entrevistados el mismo tacto que podría tener una piedra. Es decir, ninguno. En esta fotogalería reunimos algunos de los comportamientos más desafortunados que, por desgracia, siguen siendo comunes. Si alguna vez te ves envuelto en una de las situaciones que describimos a continuación durante una entrevista, sobra decir que quizá ese al que has ido a parar no es el mejor lugar para trabajar.

10 comportamientos maleducados que tienen algunos reclutadores

Hacer esperar al entrevistado más de la cuenta. Si llegas y el entrevistador tarda en atenderte unos minutos no pasa nada pero, ¿y si son más de 20? ¿De verdad quieres trabajar para personas que no se preocupan por dar buena imagen ni en la entrevista? Eso sí, las cosas pueden cambiar si el entrevistador se disculpa al recibirte y tiene una buena razón para haberte hecho esperar. Aún así, es de mala educación.

10 comportamientos maleducados que tienen algunos reclutadores

No tener ni idea de lo que pone en un currículum. Muchos entrevistadores reciben cientos de currículum y hacen decenas de entrevistas al día, sin embargo, eso no es una excusa para presentarte ante ti sin tener ni idea de lo que pone en tu currículum. Es inexcusable que no se hayan tomado ni 5 minutos para repasarlo antes de comenzar la entrevista.

10 comportamientos maleducados que tienen algunos reclutadores

No saber exactamente por qué estás allí. Algunos reclutadores se excusan diciendo que esa primera entrevista es de ajuste y que la verdadera entrevista es con el encargado de turno que es quien ya selecciona. Esa es una mala manera de maquillar que no han hecho su trabajo informándose de lo que buscan. Se supone que te han seleccionado porque tu perfil ya se adecúa a lo que buscan, no para probar suerte.

10 comportamientos maleducados que tienen algunos reclutadores

Decir que no tiene tiempo para responder preguntas. ¿Cómo que no? Alguien que se toma la molestia de ir a un lugar a hacer una entrevista tiene todo el derecho del mundo a que le dediquen el tiempo que haga falta. Un buen reclutador no tendrá problema en responder a tus preguntas, es más, lo más habitual es que te preguntes si las tienes.

10 comportamientos maleducados que tienen algunos reclutadores

Interrogarte sin levantar la vista del papel donde tiene las preguntas. Esto sólo se le puede perdonar a alguien que no se dedica a los recursos humanos, es decir, a alguien de una pequeña empresa que es jefe y reclutador a la vez. Sin embargo, esas personas suelen ser las que más claro qué buscan y lo que tienen que preguntar. No hay excusa que valga para hacerte una entrevista sin mirarte siquiera a la cara.

10 comportamientos maleducados que tienen algunos reclutadores

Interrumpir al entrevistado mientras habla. O peor aún: cortarle diciendo que es suficiente. Un buen reclutador no cortará a un entrevistado que trata de explicar lo que le han preguntado, a menos que se vaya mucho por las ramas y aún así, no le cortará tajantemente, sino que aprovechará para cambiar de tercio haciéndole una pregunta acorde a lo que él quiere saber y al hilo de lo que el entrevistado está contando.

10 comportamientos maleducados que tienen algunos reclutadores

Hablar al entrevistado como si fuera un niño (o tonto). Y cuando decimos como si fuera tonto, no nos referimos a esos reclutadores que lo explican con detalle hasta lo evidente, sino de aquellos que explican las cosas con altanería y mirando por encima del hombro como si el entrevistado no tuviera ni idea de con quién habla. Todo entrevistado, sea cual sea su grado de experiencia, merece el mismo respeto.

10 comportamientos maleducados que tienen algunos reclutadores

Decir que tienen muchos candidatos buenos a tener en cuenta. ¿Y qué? Esa afirmación muestra un desprecio completo al entrevistado y un reclutador no debería hacerla aunque el entrevistado sea el peor que ha visto en mucho tiempo. Reiteramos: todo el mundo merece ser respetado.

10 comportamientos maleducados que tienen algunos reclutadores

Hacer preguntas intrusivas e irrelevantes. Las preguntas de corte más o menos personal no vienen a cuento en una entrevista de trabajo. Un buen reclutador sabe sacar la información personal que necesita sin necesidad de ser invasivo ni meterse donde no le llaman.

10 comportamientos maleducados que tienen algunos reclutadores

No dar un feedback sobre el siguiente paso. Tan malo como el ya te llamaremos es una despedida a secas. Lo más conveniente, aunque muchos reclutadores no lo hacen, es indicar al entrevistado los plazos y siguientes pasos del proceso de selección aunque sepa de antemano que no lo va a contratar. Dejar ir a una persona con incertidumbre y con la sensación de que su visita no ha valido para nada no es lo adecuado.

[td_smart_list_end]