La crisis sanitaria, económica y social que ha generado el coronavirus ha impactado directamente en el consumo. El cambio de rutinas y el golpe a las economías domésticas han provocado efectos desiguales, poniendo contra las cuerdas a sectores como el retail e impulsando las ventas del gran consumo.

En 2020, el mercado de productos de gran distribución en España facturó 95.000 millones, un 6,4% respecto al año anterior, según los datos publicados este jueves por la consultora Nielsen IQ. La firma estima que la pandemia ha provocado un exceso de ventas de unos 3.100 millones para este sector. Las cifras muestran que el consumo en volumen ha aumentado, con un incremento del 4,4% respecto a 2019, lo que indica que los consumidores compran más, pero el precio de la cesta de la compra contribuye también al fuerte crecimiento en valor.

Los alimentos frescos impulsan el precio de la cesta de la compra

En el año de la pandemia, los productos envasados y los frescos registraron un crecimiento similar en valor (+6,4% y +6,5%, respectivamente), pero su comportamiento fue muy diferente en cuanto a los precios, ya que mientras los envasados crecieron principalmente por demanda, manteniendo un precio promedio relativamente estable (+0,4%), fueron los productos frescos los que aumentaron sus precios un 5,5%, incrementando también sus ventas en volumen en un 1%, explican desde la consultora.

El informe de Nielsen se hace eco de una realidad: el confinamiento y el aumento del tiempo en casa han hecho que mantener la despensa llena sea una preocupación. El cierre de la hostelería y las restricciones de movilidad multiplicaron las ocasiones de consumo, destaca la consultora, incrementando la relevancia de los canales retail.

En general, el mayor pico de demanda lo han protagonizado la alimentación envasada, que alcanzó un volumen de un 7,8%, además de los alimentos frescos como la carne, la verdura o los huevos. También la categoría de droguería, que incluye productos de limpieza y desinfección para el hogar, tuvo aumentos significativos tanto en valor como en volumen.

En cuanto a precios, las mayores subidas se han registrado en la categoría de frutas (13%) y pescado (5%), provocando una caída en el volumen de ventas de 2,7 y 3,2%, respectivamente.

El canal online gana adeptos

El confinamiento durante el estado de alarma forzó a los grandes supermercados a actualizar su canal de distribución online. Ese impulso, más por necesidad que por planificación en muchos casos, ha logrado que sea el canal ganador del año. La curva de ventas, señala Nielsen, empezó su aumento en la semana 9 del año (24 de febrero al 1 de marzo) y alcanzó su máximo en la semana 17, que comenzó el 20 de abril, sin que desde entonces este canal haya cedido en protagonismo y recuperado los valores anteriores. Para 2021, la tendencia se mantiene y ya podemos observar cómo, el canal online ha crecido un 115% en enero 2021 versus enero 2020.