Que el tiempo no secuestre tu vida

El tiempo es una fuente limitada, ¿de verdad quieres agotarla? Omid Safi, catedrático de la Universidad de Duke, escribió un artículo con muchas verdades, donde describiría el hecho de estar siempre ocupado como una enfermedad (The Disease of Beinf Busy). Se ha escrito mucho sobre la buena gestión del tiempo y, consecuentemente, pasamos más tiempo de nuestras vidas leyendo sobre ello que poniéndolo en práctica. Estos hábitos te ayudarán a dejar de ser víctimas del tiempo y a empezar a estar presentes en el mundo real.

Que el tiempo no secuestre tu vida

Delegar. Deja de hacerlo todo tú. Los emprendedores (y las madres) son los principales culpables de esto. Si no has contratado a las personas correctas para realizar el trabajo, ese es el problema. También puedes subcontratar expertos que te echen una mano con un proyecto en concreto.

Que el tiempo no secuestre tu vida

Olvídate de la perfección. Construye el avión mientras está volando. Como aparecía en Entrepreneur.com, “imagina que empresas como Uber o Airbnb no hubieran expandido su negocio hasta que se hubieran asegurado de ser perfecto. Todavía estarían esperando a algo que nunca hubiera pasado. Fíjate en lo rápido que han crecido las empresas y en cómo han cambiado desde el principio”.

Que el tiempo no secuestre tu vida

Intenta desconectar. Si eres una víctima de las redes sociales o de tu Smartphone intenta desconectarlo cuando tengas que disfrutar de tu familia, amigos… Ya pasas muchas horas conectado durante el trabajo.

Que el tiempo no secuestre tu vida

Coordínate con tus empleados para las reuniones. Reserva el mismo hueco a la semana para hablar con tu equipo. De esta manera, siempre cuadrará en el planning y no habrá parones innecesarios.

Que el tiempo no secuestre tu vida

Optimiza tus responsabilidades. Haz una lista de todas las cosas que tienes que hacer en una semana y quítatelas del medio lo antes posible y de la manera más eficiente. Esto puede ser desde hacer la compra hasta cerrar un asunto con un cliente. Dedícate a la compra de camino a casa después del trabajo (te ahorrarás un viaje extra) y queda con tu cliente a comer (evitarás que esa reunión te rompa la tarde).

Que el tiempo no secuestre tu vida

Voces expertas Andy Grove (ex Presidente de Intel) recomienda acabar el día cuando se ha acabado, no cuando hayas acabado con el trabajo. Warren Buffet dice “la diferencia entre personas exitosas y personas muy exitosas es que estas últimas dicen que no a casi todo”.

[td_smart_list_end]