De acuerdo con la red global de firmas de servicios profesionales KPMG International, a lo largo del primer trimestre de 2016 tan sólo cinco start-ups tecnológicas han logrado colarse en el club de los ‘unicornios’, que supone alcanzar los mil millones de dólares de valoración en los mercados pero sin presentar una Operación Pública de Venta (OPV); es decir, sin cotizar en Bolsa. Esto supone menos que las compañías que han logrado esta valoración son menos de la mitad de las que lo hicieron en cualquiera de los trimestres de 2015. ¿Se están extinguiendo los ‘unicornios’?

Lo cierto es que la situación financiera no ha acompañado ya que, y tal como afirma el propio informe, “el primer trimestre de 2016 ha sido testigo de despidos y rebajas de las valoraciones de fondos de inversión”. Cada vez es más difícil alcanzar la espectacular cifra que permite ganarse la denominación de ‘unicornio’, y tan sólo cinco compañías han logrado la valoración de mil millones de dólares durante este periodo.

De acuerdo con los datos de CB Insights, durante estos tres primeros meses de 2016 un total de diecinueve compañías vieron significativamente reducida su valoración, solicitaron financiación o fueron adquiridas por una valoración inferior a los mil millones de dólares.

Según el informe de KPMG la financiación durante este trimestre ha caído un 8% en comparación con los últimos tres meses de 2015. De acuerdo con estos datos, en términos absolutos la inversión podría caer a una cifra intermedia entre los 90.500 millones registrados en el año 20014 y los 129.500 dólares de 2015.