*Esta es una adaptación de artículo ‘Startups Don’t Fail On Ideas, They Fall On execution‘, escrito por Caroline Howard de Forbes USA.

En una franca conversación con Yossi Vardi, icono de la iniciativa empresarial de alta tecnología israelí, en la cumbre Forbes Under 30 celebrada en Tel Aviv, cuatro fundadores de Europa, América del Sur y África discutieron sobre cómo se convirtieron en fundadores, cómo obtuvieron capital y cómo buscaron inversores.

Junto a Vardi en el escenario, delante de un público demás de 150 mllennials reunidos en el distrito financiero, estaban Kate Unsworth, fundadora de Vinaya, una marca londinense de wearables saludables; Simão Neumark, fundador de WorkCapital, empresa de préstamos para pequeñas empresas en América Latina; Jon Reynolds, cofundador del programa de autocompletado y texto predictivo SwiftKey, y Bheki Kunene, fundador de la Mind Trix, una agencia de diseño y marketing con sede en Sudáfrica.

Ideas
La primera cuestión a tratar fue explicar cómo cada ponente tuvo su idea y la tradujo en una empresa próspera. “Me di cuenta de que mi smartphone estaba teniendo un impacto negativo en mi vida, mi capacidad de concentración y en la de conectar y estar presente con otras personas“, dijo Kate Unsworth de Vinaya. “Siempre estaba con mi e-mail. Era una completa adicta“. Como tecnóloga, Unsworth se dio cuenta de que estaba en una posición única para buscar una manera de diseñar productos que “nos hagan más humanos y no menos“.

Jon Reynolds, de SwiftKey, se describió a sí mismo como un ex funcionario del Reino Unido más que como un “empresario accidental”. Reynolds contó como en las largas reuniones observó como los teclados de los móviles eran pequeños e insostenibles. Su solución fue la tecnología predictiva que sabe cómo las personas usan el lenguaje.

En el caso de Simão Neumark, fue la desconexión entre lo que veía en casa y lo que sabía que era posible lo que encendió su deseo empresarial. “Vengo de una familia simple” de la industrial textil brasileña, dijo. “Uno de los grandes problemas en Brasil es el acceso a créditos para pequeña y mediana empresa. Vi esto en mi propio padre“. Después de un fatal accidente de avión, dejó su trabajo en Credit Suisse para ayudar a empresarios y fundadores.

Ejecución
Los tres jóvenes fundadores estaban de acuerdo en que la ejecución es mucho más importante que las ideas. “La ejecución es el 100%“, señaló Kate Unsworth. “Las ideas seguirán evolucionando cuanto más las exprimas y más aprendas“. Pero Simão Neumark fue paso más allá señalando que “la perseverancia es más importante que cualquiera de las dos cosas. Es el factor más importante en el éxito de una startup“.

Los pros y los contras a la hora de obtener capital fueron un tema clave entre los ponentes. “No sabíamos nada“, admitió Jon Reynolds. Su primer inversor fue el gobierno del Reino Unido con 150.000 dólares; a fecha de hoy tienen en 20 millones de dólares. “Es fácil usar como excusa la financiación, pero si crees en lo que estás haciendo y lanzas tu producto al mercado“, obtendrás financiación. “Nosotros no queremos ser vistos como una pequeña startup del Reino Unido“.

Estamos en el hardware, así que necesitábamos un buen montón de dinero en efectivo. Salimos adelante los primeros 18 meses, construimos todo en la casa“, comentó Kate Unsworth sobre su empresa, Vinaya. Los ingresos procedentes de sus 200 primeros productos vendidos se utilizaron para pagar a los proveedores. “Nuestra prueba era que ya habíamos salido al mercado“. Vinaya ha conseguid 5 millones de dólares de financiación. “Tengo buena relación con la mayoría de los inversores. Son gente que me gusta en lugar de limitarme a coger su dinero“, aseguró Unsworth.

El empresario sudafricano Bheki Kunene proclama el valor de la autosuficiencia empresarial. “Crecí vendiendo cacahuetes, me graduó con frutas y verduras y luego se graduó siendo dueño de mi propio negocio. En el lugar de donde procedo la pobreza es real. El hambre es real. Quiero construir una marca global internacional que ayude a las personas a cambiar sus vidas a mejor“.

¿El mejor consejo de Yossi Vardi? “El exceso de financiación al principio es la muerte“. La trampa es que los fundadores se gastan demasiado y no se centran lo suficiente en la renta. “Cuando planees la cantidad de dinero que quieres conseguir, trata de pensar en 18 meses o 2 años más, porque explotará tu colchón financiero y tendrás que utilizar el dinero más rápidamente“, sentenció Vardi.