Guía para trabajar con un jefe desorganizado

Todo el mundo tiene momentos de sobrecarga de trabajo, de multitarea o de ambas cosas a la vez, pero hay personas para las que la desorganización es un estado permanente. En caso de que tu jefe sea una de esas personas, tenemos para ti algunos consejos que harán que te resulte más sencillo lidiar con ese caos diario de la mano de expertos como Lynn Taylor, autora de ‘Tame Your Terrible Office Tyrant’; Sara Sutton Fell, CEO y fundadora de FlexJobs; Katherine Brooks, directora ejecutiva de la oficina de desarrollo personal y profesional de la Wake Forest University, y Casey Moore, coach de productividad.

Guía para trabajar con un jefe desorganizado

Céntrate en los puntos fuerte de tu jefe. “Tal vez no sea organizado, pero es muy bueno con el servicio al cliente”, dice Katherien Brooks. “Tal vez tiene una buena conexión con los de arriba y por alguna razón esto te puede beneficiar a ti. Si te centras en sus puntos positivos, estarás de mejor humor para manejar los desafíos que plantee su desorganización”.

Guía para trabajar con un jefe desorganizado

Pon todo por escrito. “Algunos jefes pueden organizar sus pensamientos más claramente leyendo o escribiendo sus respuestas”, explica Lynn Taylor. “Trata de poner las cosas claramente por correo electrónico a tu jefe. Las notas de voz o los textos vagos sólo empeorarán las cosas”, añade Taylor.

Guía para trabajar con un jefe desorganizado

Prioriza. Según Lynn Taylor, lo más conveniente es empezar las conversaciones con tu jefe con lo más importante antes de que la conversación se desvíe. Tampoco introduzcas muchos temas en la misma conversación. Si tu jefe es desorganizado, se sentirá abrumado y desconectará. Di las cosas en persona y por escrito lo que quede pendiente por hablar.

Guía para trabajar con un jefe desorganizado

Sé resolutivo. Observa dónde y cómo se produce la desorganización de tu jefe y evalúa si hay forma de mejorar eso, sugiere Sara Sutton Fell. “Por ejemplo, si tu jefe no responde a los correos electrónicos y luego dice que no llegaron, comienza por solicitar confirmación de llegada e incluye solicitudes de hora y fecha claras para que el seguimiento sea más sencillo”.

Guía para trabajar con un jefe desorganizado

Simplifica las cosas. Ayudarás a tu jefe y te ayudarás a tu mismo haciéndolo si simplificas los proyectos y los pasos a seguir. “Elige la claridad sobre la complejidad,” conseja Lynn Taylor. Además, debes esforzarte a la hora de comunicarte con tu jefe, ya que lo último que querrás es confundirlo.

Guía para trabajar con un jefe desorganizado

Ponte de acuerdo con tus compañeros. Lynn Taylor asegura que a veces la desorganización se produce porque un jefe no es capaz de delegar tareas. Para solucionar esto puedes hablar con tus compañeros y asumir alguna responsabilidad de cara a tu jefe de forma que le descargues trabajo y vosotros os podáis organizar mejor.

Guía para trabajar con un jefe desorganizado

Aclara tareas antes de asumir responsabilidades. No sigas órdenes confusas a ciegas y confundas a tus compañeros por culpa de tu jefe. “Si, por ejemplo, tu jefe a menudo te da dos tareas prioritarias en la misma hora, pregunta si ambas lo son o sólo una”, aconseja Lynn Taylor. En caso de que se haya equivocado, con una simple pregunta estará solucionado.

Guía para trabajar con un jefe desorganizado

Trata a tu jefe como si fuera un cliente valioso. “Sé respetuoso y gestiona las interacciones”, aconseja Casey Moore. “Usa recordatorios o listas para seguir el trabajo que te encarga tu supervisor y las preguntas que le envías o documentos que le presentas, así te asegurarás de que nada sea pasado por alto”. Además, Mantén copias originales de todo”, aconseja Moore.

Guía para trabajar con un jefe desorganizado

Planifica a largo plazo. Pregunta a su jefe por el trabajo clave y lo más urgente y planifica tu trabajo a partir de eso. Una vez planificado, revisa el planning con tu jefe y trata de obtener su feedback, recomienda Lynn Taylor. De esta forma te asegurarás estar trabajando en lo que realmente quiere y evitarás sobresaltos en la medida de lo posible.

Guía para trabajar con un jefe desorganizado

Organiza tus jornadas en consecuencia. Si su jefe te pide regularmente que lo ayudes a última hora, trata de terminar siempre un poco antes para dejar hueco para esas emergencias, aconseja Katherine Brooks. “Date un margen para que el agobio de tu jefe no se convierta en el tuyo”, añade Brooks.

[td_smart_list_end]