Gestión y liderazgo: 5 áreas en las que se diferencian

Durante décadas se ha promovido la imagen del jefe como una persona encargada de prever, planificar y controlar, es decir, como un mero gestor encargado de hacer que todo funcione, sin embargo, esa visión está muy lejos de lo que debería ser un buen jefe. Un buen jefe debería no sólo saber hacer esas cosas, sino también liderar, fomentar la confianza entre los miembros de su equipo, tenerlos en cuenta y delegar tareas, no ser una especie de semidiós intocable dentro de la empresa. En esta fotogalería te hablamos de las 5 áreas en las que más palpables son las diferencias entre un jefe y un líder según Liz Ryan, experta en recursos humanos y fundadora de humanworkplace.com.

Gestión y liderazgo: 5 áreas en las que se diferencian

Misión
Un simple jefe o gestor se toma su trabajo como la supervisión de un engranaje compuesto por diferentes piezas (empleados) y la responsabilidad de que todo funcione sin problemas. Un líder, en cambio, se centra en el equipo más que en el fin. Éste trata de mantener a su equipo motivado para que los resultados sean mejores, de que la misión personal de sus empleados esté en consonancia con la misión del equipo.

Gestión y liderazgo: 5 áreas en las que se diferencian

Autoconciencia
La obsoleta visión del jefe se basa en que éste es una figura superior que no necesita mejorar ni hacer autocrítica. Sin embargo, un líder nunca deja de aprender, se forja a sí mismo día a día y es capaz de mirar dentro de sí mismo, detectar sus errores y enmendarlos y controlar sus emociones. Esto último es especialmente importante, ya que a veces la falta de confianza en uno mismo y el miedo pueden hacer que traten a los demás erróneamente.

Gestión y liderazgo: 5 áreas en las que se diferencian

Riesgo y confianza
Para un simple gestor, dejar que cualquiera que no sea él tome una decisión entraña riesgo. Sin embargo, un líder conoce bien a su equipo, se fía de él, delega y tiene en cuenta su opinión. Esta confianza que el líder tiene en su equipo desemboca un una mayor predisposición al riesgo y del riesgo se aprende y se gana a veces. Hay que dejar paso a las personas brillantes que tenemos a nuestro alrededor.

Gestión y liderazgo: 5 áreas en las que se diferencian

Aprendizaje
Un líder no es siempre el máximo exponente de conocimiento dentro del equipo, de hecho, suele rodearse de gente que sabe más que él porque quiere aprender y que los demás hagan lo propio unos de otros. Esto enriquece mucho la experiencia laboral. Sin embargo, un simple jefe será siempre el máximo experto y no permitirá que nadie se desarrolle conocimientos por encima de los suyos provocando el estancamiento de la carrera de sus empleados.

Gestión y liderazgo: 5 áreas en las que se diferencian

Decir las cosas
Un líder siempre buscará la forma de decir las cosas, tanto las buenas como las malas. Donde existe un líder, los empleados no tienen miedo a decir lo que piensan, en cambio, en la obsoleta idea del jefe tradicional, los empleados temen a decir cualquier cosa que lleve la contraria a éste. Lo más positivo es que exista feedback y eso es precisamente lo que fomenta un líder: el intercambio de opiniones, la comunicación bidireccional.

[td_smart_list_end]