A finales del año pasado, la icónica revista para adultos Playboy desterró los desnudos de sus páginas, un cambio de tercio que dejó boquiabierto a medio mundo. Ahora, tan sólo unos meses después, Playboy Enterprises, la empresa que se encarga de la publicación, ha iniciado los trámites para venderse. Así lo ha indicado su director ejecutivo, Scott Sanders, según CNN.

La venta podría realizarse por, aproximadamente, una cantidad de 500 millones de dólares. Esta oferta incluiría la famosa publicación en papel, su página web, la mansión de Los Ángeles, las licencias de la marca y el resto de productos adheridos a ella.

Aunque en los últimos meses los cambios en la empresa han estado principalmente motivados por un cambio de estrategia provocado por el atropello de Internet, lo cierto es que Playboy es aún una marca fuerte. De hecho, según Scott Flanders, la venta de la compañía ha sido impulsada tras el gran interés suscitado tras poner en venta la mansión Playboy el pasado mes de enero.

La casa de Hugh Hefner salió al mercado a principios de año por un total de 200 millones de dólares, una cifra símbolo de una gran revalorización de la marca, pues a Hefner solamente le costó un millón de dólares cuando la compró en los años 70.

La mansión aún no ha sido vendida, pero de serlo seguirá siendo el centro de operaciones d la compañía según ha explicado Scott Flanders a CNN: “la mansión Playboy ha sido el centro creativo de Hefner, además de su residencia y lugar de trabajo los últimos 40 años y seguirá siéndolo aunque se venda”.