Señales de que no debes trabajar en una empresa

Es difícil saber cómo es una empresa si no conoces a nadie de confianza que trabaje en ella. Y decimos de confianza porque, como dice el refrán, cada uno cuenta la feria según le va en ella, y por ello, si te cuenta su experiencia alguien de confianza con quien tienes afinidad, seguramente esa sea la versión más parecida a la que darías tú de trabajar allí. Sin embargo, hay ciertas pistas que antes de trabajar allí ya pueden revelarte cómo es la empresa y si no deberías trabajar en ella. En esta fotogalería te revelamos algunas de ellas para que las tengas en cuenta si estás a punto a una nueva empresa.

Señales de que no debes trabajar en una empresa

No te permiten tener otro empleo. ¿Qué le importa a tu empresa que entrenes un equipo de fútbol por las tardes o trabajes los fines de semana? Si te presentas a trabajar y rindes cuando debes, tu vida más allá de los muros de la empresa debería dar igual. Ese control excesivo no suele traer nada positivo.

Señales de que no debes trabajar en una empresa

No pueden dar referencias de los empleados una vez que se marchan. Seguramente esto no venga especificado en un manual del empleado, pero hay formas de preguntarlo sutilmente. Por ejemplo, di que te gustaría estar muchos años en la empresa, pero que entiendes que las empresas a veces necesitan hacer ajustes y te gustaría saber si podrías contar con referencias una vez acabaras tu contrato.

Señales de que no debes trabajar en una empresa

Existe un sistema de disciplina progresiva. Esto es, hay todo un sistema de sanciones específicas para cualquier movimiento negativo que haga el empleado. Estos sistemas tan altamente disciplinarios en algunas profesiones limitan la creatividad de los empleados por el propio miedo a ser sancionado. ¿Trabajarías en un lugar así?

Señales de que no debes trabajar en una empresa

Esto es, pueden aplicar reducciones a tu nómina, por ejemplo, cuando no cuadra la caja de la tienda. Este tipo de sanciones directas al empleado en según que empleos y sueldos no son nada negativas. ¿Trabajarías en un sitio en el que pueden reducirte el sueldo cuando quieran por una causa secundaria?

Señales de que no debes trabajar en una empresa

Hablan de horas de trabajo más que de objetivos. Hay empresas que en sus propios manuales hablan más de las horas que esperan que trabaje un empleado que de lo que se espera de él. A día de hoy, hablar de horas y no de objetivos es estar desfasado como empresa. Lo importante es lo que consigue un empleado, no las horas que está en una silla.

Señales de que no debes trabajar en una empresa

No hay días de asuntos propios pagados. Las vacaciones no son para hacer papeles e ir al médico, para ese tipo de recados existen los días de asuntos propios. Si tu futura empresa no tiene días de asuntos propios pagados, quizá no sea el mejor lugar para trabajar, porque los contratiempos existen y esos días son necesarios.

Señales de que no debes trabajar en una empresa

El proceso de selección es desagradable. Esta es la señal más determinante de todas. Si durante el proceso de selección no te han contestado e-mails, se han olvidado de una entrevista, los horarios no eran los que te habían dicho, no llaman cuando prometen y demás, seguramente esa desorganización sea la tónica general en la empresa. ¡Huye!

[td_smart_list_end]