La razón por que mandas un mensaje de agradecimiento incluyendo información sobre el puesto, no es simplemente que quieras ser educado. Es una forma de recordar y de afianzar tu imagen en la mente de la persona encargada de contratar. ¿Quién sabe con cuántos candidatos ha podido hablar esa persona en una semana?

Muchos solicitantes de empleo no se dan cuanta de que uno de sus mayores enemigos en el camino de búsqueda de empleo es el cerebro sobrecargado de un gerente de selección personal o de recursos humanos. Muchas personas inteligentes y con talento pierden buenos puestos de trabajo porque no se esfuerzan en ser recordados. Una entrevista cara a cara requiere un agradecimiento por escrito. Eso además, demostrará que eres educado y que sabes dar las gracias (aunque parezca algo evidente, no siempre se sabe escribir un buen correo de agradecimiento).

¿Cómo hacerlo?

-Envía el mensaje tres o cuatro días después de la entrevista.

-Debe incluir un agradecimiento.

-Subrayar los temas que más te llamaron la atención durante la entrevista.

-Recordar en una frase por qué ese puesto debe ser para ti.

-Despedirte demostrando entusiasmo por formar parte de su equipo.