"
"

Las 5 grandes diferencias entre buenos y malos jefes

Existen ciertos rasgos y actitudes que, de tenerlos, te harán el mejor de los jefes posible.

Compartir

1Las 5 grandes diferencias entre buenos y malos jefes

Es muy complicado ser el jefe perfecto, pero existen ciertos rasgos y actitudes que, de tenerlos, te harán el mejor de los jefes posible. La mayoría de ellos tienen mucho que ver con la confianza con y en los empleados. En esta fotogalería te explicamos cuáles son, en qué consisten y qué es lo que hacen aquellos que van por el mal camino.

Los buenos jefes no dudan de la buena voluntad de sus empleados. Un mal jefe piensa en la mala intención de los trabajadores, para él todos son sospechosos y enseguida culpa y castiga. Un buen jefe se detiene a analizar el problema y escucha a su empleado.

Atrás