Consejos para mantener tu puesto de trabajo

En los tiempos que corren, es difícil saber con certeza que tu empleo no corre peligro aún haciendo bien tu trabajo. Tendemos a pensar que si realizamos las cosas como es debido y llevamos varios años en una empresa, es complicado que no echen a la calle en caso de que la plantilla sea recortada, pero lo cierto es que hacer todo como nos mandan no es lo único importante para estar a salvo del despido. En esta fotogalería te revelamos algunas actitudes que te ayudarán a convertirte en un empleado al que a los superiores les cueste despedir.

Consejos para mantener tu puesto de trabajo

Comprende los objetivos y alinéate con ellos. Averiguar qué objetivos y prioridades tiene tu superior o superiores y trabaja como el que más para lograrlos. Aporta soluciones, da ideas, trata de ayudar a tu jefe a resolver aquello que le quita el sueño.

Consejos para mantener tu puesto de trabajo

Mantén el contacto directo con tu jefe. Si existe cualquier dificultad, házselo saber, aporta soluciones y llega a acuerdos. Invítale a realizar un seguimiento de las tareas, busca su consejo, monitoriza tareas. Trata de establecer una retroalimentación mutua.

Consejos para mantener tu puesto de trabajo

Crea un documento de metas y objetivos. Y sácalo a relucir en las reuniones. Un formato simple, como una hoja de Excel es suficiente. El objetivo es que, de un vistazo, tus superiores sean capaces de ver la evolución del trabajo realizado y valorar el progreso.

Consejos para mantener tu puesto de trabajo

Comunícate con el estilo adecuado. ¿Y cuál es el estilo adecuado? El de tu superior. Observa qué preferencias comunicativas tiene y correspóndelas. Si prefiere los e-mail, manda e-mail, si prefiere las llamadas o las pequeñas reuniones, pues escoge ese patrón.

Consejos para mantener tu puesto de trabajo

No falles en aquello a lo que te comprometas. Completa los proyectos a tiempo y si puedes, mejor de lo estipulado. Un poco más de esfuerzo extra siempre será bienvenido. Y si surge algún inconveniente complicado de resolver, avisa a tu jefe con el tiempo suficiente.

Consejos para mantener tu puesto de trabajo

Supérate día tras día. Trata de hacer tu trabajo siempre algo mejor de lo que sabes y te exigen. El trabajo mediocre no sorprende, pero el trabajo bien hecho, a la larga, se acaba valorando. Ve siempre un poco más allá.

Consejos para mantener tu puesto de trabajo

Colabora. No te veas a ti mismo como un empleado sin voz ni voto, trata de ayudar, de plantear soluciones, de crear planes de mejora, de hacer sugerencias. Que te tomes tan en serio tu pertenencia a la empresa y eches un cable siempre es bueno.

Consejos para mantener tu puesto de trabajo

Especialízate. Si consigues encontrar algo que haces muy bien y que nadie suele hacer, trata de hacer que ese sea tu terreno, especialízate en ello. Busca tu hueco para ser imprescindible. Que se note si faltas.

Consejos para mantener tu puesto de trabajo

Ayuda a los demás. Si ves a alguien agobiado y estás de brazos cruzados, no esperes a que te pidan ayuda, trata de adelantarte y ayudar. Además de crear un buen vínculo con los compañeros, tu disponibilidad agradará al ser vista como un buen servicio al bien común.

[td_smart_list_end]