“En dos años estará mucho mejor y podremos decidir qué hacer. Pero venderlo ahora no estaría en el interés de los accionistas”, ha afirmado Botín en una entrevista concedida al diario británico ‘Financial Times’.

El negocio del banco en Estados Unidos incluye la entidad holding (SHUSA) y los negocios de Santander Bank, Santander Consumer USA, Banco Santander Puerto Rico, la unidad especializada de Banco Santander International y la sucursal de Nueva York.

Santander anunció el miércoles un aumento del 3% de su beneficio atribuido, hasta los 5.966 millones de euros, en un ejercicio marcado por un contexto económico internacional que definió como “complejo”, con tipos de interés en mínimos históricos en monedas clave para el grupo, como el euro, la libra o el dólar.