Los proyectos que la sociedad del grupo que controla y preside Juan Miguel Villar Mir pretende abordar son la continuación de dos vías, la Atizapán-Atlacomulco y la del Libramiento Elevado de Puebla.

OHL México calcula que la ejecución de estas obras generaría unos 4.300 empleos directos y unos 11.500 indirectos. Asimismo, destaca que la inversión prevista se sumará a la de 60.000 millones de pesos (unos 3.000 millones de euros) que la firma ha ejecutado ya en el país.

La filial de OHL, que cotiza en la Bolsa de México, aseguró además que sigue “analizando” proyectos de interés, entre los que citó el Viaducto La Raza-Indios Verdes-Santa Clara y la construcción de los 31 kilómetros de la autopista Tepic-San Blas. La consecución de alguna de estas concesiones se sumaría a la actual cartera de siete autopistas de peaje y un aeropuerto con que actualmente cuenta OHL México.

“OHL México va a seguir invirtiendo en el país, ese es su compromiso”, indicó el director general de la compañía, Hidalgo Monroy, en una conferencia de prensa en el país, según informó OHL en un comunicado.