La cifra de negocio de la compañía descendió un 7% en el conjunto del año, al ingresar 25.413 millones de dólares (23.457 millones de euros) frente a los 27.441 millones de dólares (25.330 millones de euros) que obtuvo en 2014, según ha informado la compañía en un comunicado.
La compañía ha destacado el incremento de las ventas en el último trimestre, especialmente en Estados Unidos, donde las ventas comparables aumentaron un 5,7% gracias al lanzamiento en octubre del menú de desayunos durante todo el día.
Por su parte, las ventas comparables de la división internacional aumentaron un 4,2% este trimestre, principalmente en Reino Unido, Canadá y Australia, mientras que en las economías emergentes las ventas comparables aumentaron un 3%, principalmente gracias a los buenos resultados obtenidos en Rusia y China.