Google está desplegando nuevos paneles de información sobre vacunas en sus resultados de búsqueda como un intento de contrarrestar la información errónea sobre vacunas en la web e informar a los usuarios sobre las vacunas Covid-19 aprobadas localmente, ya que varios organismos reguladores de todo el mundo han aprobado o se están preparando para aprobar prometedoras vacunas candidatas para su uso en casos de emergencia.

Los paneles se están lanzando primero en el Reino Unido -que ha aprobado y ha comenzado a administrar la vacuna Pfizer-BioNTech- y Google los lanzará en otros países después de que los reguladores locales comiencen a aprobar las vacunas Covid-19, anunció la compañía en una entrada de blog. Los paneles incluirán información sobre cada una de las vacunas aprobadas, con una guía sobre cómo, cuándo y dónde las personas pueden recibir las inyecciones.

Google también agregará información sobre las vacunas a sus paneles informativos sobre Covid-19 en YouTube, que ha sido un importante vector de teorías de conspiración en torno a la enfermedad y a cualquier posible vacuna.

Además, la compañía ha prometido 15 millones de dólares en subvenciones publicitarias a la Organización Mundial de la Salud y proporcionará 1,5 millones de dólares para financiar un centro de medios de comunicación sobre la vacuna Covid-19 y apoyar la investigación de verificación de hechos para los periodistas.

En la entrada del blog en la que se anuncian las nuevas medidas, la directora de salud de Google, la doctora Karen DeSalvo, y su vicepresidenta de confianza y seguridad, Kristie Canegallo, señalaron que, dado que las comunidades “se vacunan a un ritmo y a una escala sin precedentes”, la empresa tendrá que abordar “las percepciones erróneas y las dudas sobre la vacuna”, a la vez que ayuda a sacar a la luz las orientaciones oficiales sobre cuándo, dónde y cómo vacunarse.

La semana pasada, Facebook presentó planes para abordar la desinformación relacionada con las vacunas, anunciando que eliminará las falsas afirmaciones sobre las vacunas Covid-19.

En las próximas semanas, la compañía dijo que comenzará a eliminar las publicaciones de Facebook e Instagram que hacen afirmaciones falsas sobre la seguridad, la eficacia, los ingredientes o los efectos secundarios de las vacunas Covid-19, junto con teorías de conspiración sobre ellas.

La decisión de Facebook de actuar contra la desinformación de la vacuna Covid-19 fue un retroceso de la anterior oposición del CEO Mark Zuckerberg a la eliminación de las publicaciones anti-vaxxer. En octubre, Google expandió su propia política de desinformación sobre Covid-19, prometiendo eliminar el contenido “sobre las vacunas que contradice el consenso de las autoridades sanitarias, como los Centros para el Control de Enfermedades o la OMS”.

El mes pasado, YouTube suspendió durante una semana al medio de comunicación conservador One America News Network (OANN) de publicar nuevos vídeos o ganar dinero en su plataforma, después de que la red promoviera una falsa cura para Covid-19. A pesar de estas medidas, las plataformas de medios sociales como Facebook y YouTube siguen siendo vectores clave de propagación para la desinformación sobre la pandemia y las vacunas.