The Coca-Cola Company y Monster Energy llegaron a un acuerdo el año pasado que incluía la distribución de sus productos en algunos territorios en los que está presente la firma, como España.

Además, The Coca-Cola Company compró el 16,7% de la marca de bebidas energéticas y esto incluye la cartera de zumos y tés de Monster. No es la única bebida energética que comercializa Coca-Cola Iberian Partners. La empresa continuará comercializando los productos de la marca Burn. El grupo se refuerza así en este segmento de mercado.

“Con la incorporación de la gama de bebidas Monster Energy podremos abarcar a todo el espectro de consumidores de este tipo de bebidas. Monster Energy y Burn son dos productos complementarios que están dirigidos a targets de clientes diferentes y complementarios”, ha explicado el director comercial de Coca-Cola Iberian Partners, Ferrán Gall.

Monster Energy empezó a venderse en España en el año 2009 y ha alcanzado la segunda posición como marca más vendida en nuestro país entre las bebidas energéticas.