La pandemia ha afectado a la gran mayoría de sectores. Si embargo, hay razones para ser optimistas, especialmente, en lo que a la industria manufacturera se refiere.

A pesar de que el 60% de los fabricantes están sufriendo el impacto de la COVID-19, una reciente encuesta realizada entre los principales líderes de las empresas de fabricación y distribución señala un crecimiento significativo o modesto de los ingresos de las compañías de este sector durante la pandemia.

La demanda de productos está aumentando, lo que requiere métodos de producción nuevos e innovadores, y muchos fabricantes han dado un paso hacia delante.

Dejando a un lado la incertidumbre económica, las interrupciones sin precedentes que la cadena de suministro ha sufrido a lo largo del año han animado al sector a moverse más rápido y a ser más resistente que nunca. Si había un año para impulsar a la industria hacia el progreso, era este.

En 2021, la industria manufacturera experimentará cambios fundamentales. Como resultado, surgirá una industria más ágil y flexible.

Estas son cinco maneras –algunas de ellas con una larga trayectoria, otras como resultado del efecto 2020– en las que creo que la industria evolucionará (para mejor) el próximo año:
  • Cambio en la producción local
  • Las fábricas acelerarán su transformación digital
  • Los fabricantes responderán a las cada vez más altas necesidades de los consumidores y clientes
  • Aumento de la inversión en mano de obra
  • La sostenibilidad se convertirá en un gancho comercial

*Lee la noticia completa aquí.