El resultado de Aena solo se ve superado por la cifra alcanzada en 2007, cuando 210,4 millones de viajeros pasaron por los aeropuertos españoles. Del total de pasajeros registrados durante el año pasado, 144,4 millones fueron de vuelos internacionales, un 5,9% más que en 2014, lo que supone un récord histórico de viajero. Por su parte, 62,1 millones de vuelos fueron nacionales, un 6,1% más que el año anterior.

El Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas fue la instalación que mayor tráfico de pasajeros registró de toda la red, con 46,8 millones de viajeros, un 11,9% más que en 2014. De este modo cerró el mejor ejercicio de los últimos cuatro años. Le siguió Barcelona – El Prat, segundo de la red, que logró en 2015 su récord en número de pasajeros, con 39,7 millones de viajeros, un 5,7% más que en 2014.