La empresa aprovechó su presencia en el Salón del Automóvil de Detroit para hacer este anuncio y destacó que está realizando las pruebas de conducción autónoma en Michigan (Estados Unidos). Allí se encuentra el Mcity, entorno urbano simulado a escala real de cerca de 130.000 metros cuadrados situado en la Universidad de Michigan.

“Una cosa es que el coche conduzca en condiciones meteorológicas perfectas y otra diferente es hacerlo cuando los sensores del coche no pueden ver la carretera porque ésta está cubierta de nieve”, indicó el jefe técnico de vehículos autónomos de Ford, Jim McBride.