Merlin Properties se ha estrenado este lunes en el Ibex-35 con pérdidas. La primera sociedad cotizada de inversión inmobiliaria (socimi) que debuta en el selectivo español ha empezado la sesión con una caída de su valor del 5%. La compañía, que ocupa el puesta que deja Abengoa tras dejar de cotizar por su preconcurso de acreedores.

La llegada de Merlin al Ibex suma al selectivo una empresa del sector inmobiliario por primera vez desde 2008, cuando Metrovacesa abandonó el Ibex tras el estallido de la burbuja inmobiliaria. “Se trata de un excelente momento para que el sector vuelva a tener presencia en el Ibex, espués de su práctica desaparición del mercado bursátil español y tras el reciente éxito de las socimis y del enorme interés del inversor extranjero por la recuperación del sector”, destacó el presidente de Merlín, Ismael Clemente.

Clemente considera que entrar en el Ibex constituye la “culminación de todo el trabajo realizado desde la constitución” de la firma, y un hecho “muy positivo para sus accionistas por la mayor liquidez que proporcionará al valor”, subrayó en declaraciones a Europa Press. La socimi se constituyó en junio de 2014 mediante una oferta pública de venta de acciones (OPV) por valor de 1.500 millones de euros, una operación que entonces se catalogó como la mayor salida a Bolsa del mercado español desde julio de 2011.