La eléctrica española adquirió en febrero la compañía eólica por 2.650 millones de euros, tras obtener las autorizaciones pertinentes, y esta integración “de forma amistosa y en tiempo récord” es el final de la operación. Iberdrola USA se llamará ahora Avangrid y con esta denominación el jueves debutará en la Bolsa de Nueva York.

Avangrid será una de las diez eléctricas americanas cotizadas con mayor volumen de negocio y espera “formar parte de la transformación del sector energético estadounidense”, según ha afirmado la empresa en un comunicado. Para lograr este objetivo la firma española potenciará las energías limpias.