Sé flexible con fechas, horarios y lugar
Ten en cuenta que el interesado en que le reciban eres tú. Por lo general este tipo de entrevistas se le solicitan a personas con agendas bastante apretadas, así que el que tendrá que hacer lo posible por conseguir cuadrar una fecha eres tú. Si es muy complicado, pide 15 minutos al teléfono o por Skype. El fin es que te conozcan y escuchen lo que tienes que decir.

Prepara lo que vas a decir
Nadie quiere desperdiciar su tiempo para hablar de cosas que se pueden saber con echar un vistazo al perfil de LinkedIn o a la propia página web de la empresa. Lee, documéntate, trata de preparar preguntas interesantes que enganchen a la conversación a tu interlocutor, que demuestren tu interés, que le den pie a querer saber de ti y a abrirte su red profesional.

Cuida tu imagen en las redes sociales
Cuando contactes con un profesional o empresa, especialmente en una entrevista de este tipo, lo más común es que quieran saber algo más de aquello que les has contado al presentarte cuando entablaste conversación en primera instancia. Mantén actualizadas tus redes sociales, especialmente LinkedIn. Si cuidas tu marca personal, la idea preconcebida que tengan de ti antes de la reunión será, seguramente, buena.

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=7299]