El Hilton de Barcelona pertenecía a Westmont Hospitality desde 2011, cuando este grupo pagó 50 millones de euros al banco americano Morgan Stanley. El hotel, construido en 1990 con motivo de los Juegos Olímpicos de 1992, tiene cinco estrellas y fue el primer establecimiento de la cadena en nuestro país. Está situado en la Avenida Diagonal y tiene 289 habitaciones, 20.000 metros cuadrados y 17 salas de reuniones.

OIF gestiona en la actualidad activos por valor de 6.000 millones de dólares, cerca de 5.490 millones de euros. No es el primer fondo de Oriente Medio que invierte en la capital catalana, ya que en 2013 el fondo Qatari Diar compró el Hotel Vela, en el Puerto de la Ciudad Condal. Barcelona cerrará el año con una inversión de más de 2.000 millones de euros en su sector hotelero, más del doble de la que recibió el pasado año.