Palabras que no debes decir en una entrevista de trabajo

Las entrevista de trabajo son un trámite tedioso para muchos, pero hay que saber controlarse para hacerlo lo mejor posible. Lo mejor es dejar los nervios en casa, pero como esto muchas veces es difícil, el segundo paso es saber al menos qué cosas no deberías decir. Te contamos algunas de ellas en esta fotogalería, toma nota.

Palabras que no debes decir en una entrevista de trabajo

Nervios (y derivados)
Aunque sea el día en que más nervioso estás de tu vida, no puedes decirlo. Nadie quiere contratar a alguien que no tiene la confianza suficiente en sí mismo como para acudir tranquilo a una simple entrevista de trabajo.

Palabras que no debes decir en una entrevista de trabajo

Dinero, salario, paga, compensación…
La primera entrevista no es el momento adecuado para hablar de dinero. Posiblemente si hay algo que saber te lo dirá el entrevistador. No preguntes, dará la sensación de que es lo único que te importa y aunque lo sea no debe parecerlo.

Palabras que no debes decir en una entrevista de trabajo

Puntos débiles, errores (voluntariamente)
Nunca, bajo ningún concepto, señales tus puntos débiles. Eso sí, ve preparado para responder a la típica pregunta sobre tus defectos o debilidades. Casi siempre cae y es bueno que tengas claro lo que vas a decir.

Palabras que no debes decir en una entrevista de trabajo

Necesitar
No hable de lo mucho que necesita el trabajo por su situación actual, centra la conversación en lo que puedes ofrecer para conseguirlo. Si ven desesperación, eres una presa fácil para trabajos con sueldos basura.

Palabras que no debes decir en una entrevista de trabajo

Beneficios
Aunque la empresa tenga beneficios maravilloso para los empleados. No los nombres. Remarca otras cualidades como sus valores, su contribución al medio ambiente… cualquier cosa buena que tenga menos lo que tienen que te vendría genial.

Palabras que no debes decir en una entrevista de trabajo

Inserte aquí una palabrota
Sobran las palabras. Está claro que las palabras malsonantes no tienen cabida en una entrevista de trabajo aunque sea porque se te acaba de caer el móvil al suelo. Olvídate de esos “joder” tan espontáneos que sueltas de vez en cuando.

Palabras que no debes decir en una entrevista de trabajo

Triste, horrible y otras palabras negativas
Aunque el sector esté hundido en la miseria, lo último que querrán en la empresa es alguien que en vez de pensar el reflotarlo solamente se regodea en lo mal que están las cosas. Fuera las palabras negativas de tu entrevista.

Palabras que no debes decir en una entrevista de trabajo

Emmm, umm, esto…
Los titubeos denotarán, además de nervios e inseguridad, falta de habilidad comunicativa y esto, para según qué puestos, es un elemento que puede suponer tu eliminación inmediata de la terna de candidatos.

Palabras que no debes decir en una entrevista de trabajo

Cualquier cosa sobre tu estado personal
Si tienes, hijos, si estás divorciado, si tienes personas mayores a tu cargo o viene un hijo en camino, es algo que no le incumbe al personal de recursos humanos. A menos que te pregunten, trata de no hablar de tu vida personal.

Palabras que no debes decir en una entrevista de trabajo

Vacaciones
¿No has empezado a trabajar y ya estás pensando en las vacaciones? Mal asunto. Aunque sea una pregunta inocente, al reclutador le puede parecer que eres una persona a la que le gusta más bien poco trabajar. Evita este tema.

Palabras que no debes decir en una entrevista de trabajo

Justo “Justo eso iba a decir”, “justo eso iba a preguntar”…
Evita estos apuntes innecesarios porque pueden denotar un oportunismo poco positivo, puedes parecer desde un pelota a alguien que se pasa de listo.

[td_smart_list_end]