La idea de la empresa dedicada al e-commerce es edificar 210.000 metros cuadrados de almacenes y oficinas, en los que podrán entrar a trabajar 2.000 nuevos empleados que se sumarían a la plantilla de 1.400 personas con la que cuenta la firma en nuestro país, concentrados en el centro de San Fernando de Henares (Madrid).

Una de las condiciones que ha puesto Amazon para comprar los terrenos es que entre en servicio la estación de Mas Blau de la línea 9 del metro de Barcelona, que está previsto que comience a funcionar a comienzos de 2016.

El nuevo centro de Amazon será el mayor que tendrá el grupo en la Península y la noticia de su creación llega dos semanas después de que empezaran las obras para ampliar el almacén madrileño hasta los 75.000 metros cuadrados y que creará un millar de empleos. La compañía tiene como reto ganar cuota de mercado en alimentación, donde a día de hoy los distribuidores físicos tienen la mayor parte del negocio. De momento son 5.800 los productos nacionales que ha incorporado a su catálogo de comestibles.