No obstante, las transacciones “incrementan el flujo de caja positivo de la compañía en 500 millones de euros en el periodo 2015-2017, reducen sus necesidades de inversión y generan mayores sinergias y eficiencias en las operaciones”. Ahora la empresa que preside Antoni Brufau reduce su participación en Eagle Ford al 37%.

La medida, que entrará en vigor el 1 de enero de 2016, encaja en el Plan Estratégico de la compañía petrolera para los próximos cuatro años, en la que dejará de crecer tras haber comprado la canadiense Talisman Energy y se centrará en crear valor.

Este miércoles el grupo compró bonos de Talisman por valor de 1.525 millones de dólares para generar nuevos ahorros tras la integración de la compañía canadiense”. La compañía dirigida por Josu Jon Imaz pretende deshacerse de sus activos en Vietnam, Malasia e Indonesia, así como su negocio eólico marino. Además, recortará 1.300 empleos.