Tus empleados están sobrecargados. Toma nota.

Muchas veces es tal la sobrecarga de trabajo en un negocio, que el propio jefe solamente ve los problemas pero no se da cuenta de que su equipo también está sufriendo. Si eres jefe, este artículo es para ti: si estas señales aparecen en tu negocio, comienza a descargara tus empleados o te quedarás sin equipo.
No hay que olvidarse de que lo que hace funcionar a una empresa, al fin y al cabo, son sus empleados, así que hay que, si eres el jefe, cuídalos. Y cuidarlos no significa solamente ponerles un buen sueldo, sino también de saber repartir el trabajo para no acabar con ellos y que la producción marche como debe. A continuación te contamos qué señales suele dar un equipo sobrecargado de trabajo para que, si es el caso del tuyo, actúes en consecuencia para solucionarlo.

Tus empleados están sobrecargados. Toma nota.

La actitud de los empleados ha cambiado
Tus empleados apenas hablan en la oficina y notas que las contestaciones son mucho más serias que de costumbre. Incluso has oído alguna mala contestación: es una clara señal de que están hasta arriba y no pueden estar contentos ni ser positivos.

Tus empleados están sobrecargados. Toma nota.

Los trabajadores te evitan
Siempre tiene una llamada que hacer o tiene prisa cuando tratas de hablar con ellos, apuran el café cuando entras en la sala de descanso… Está claro, tus empleados te están evitando porque temen que les vayas a pedir más trabajo.

Tus empleados están sobrecargados. Toma nota.

Aumenta el absentismo laboral
Alguien que no suele coger bajas está enfermo o has notado que quien tenía algo leve ha alargado un par de días la suya. Además de que el estrés provoca problemas de salud, es posible que hayan cogido la baja también para poder descansar.

Tus empleados están sobrecargados. Toma nota.

Los empleados no cogen vacaciones
O no las cogen en mucho tiempo o las cogen muy espaciadas. Lo primero posiblemente sea para poder entregar a tiempo e irse tranquilos, lo segundo para poder tener pequeños descansos reponedores porque se encuentran agotados.

Tus empleados están sobrecargados. Toma nota.

La rotación de personal es demasiado frecuente
Nadie en la empresa quieres ese puesto y solicita el cambio o, directamente, cada poco toca contratar a alguien nuevo. Desde luego, es sospechoso. Posiblemente la carga de trabajo sea demasiado para cualquiera. Revisa las condiciones.

Tus empleados están sobrecargados. Toma nota.

Los horarios sobrepasan las 50 horas semanales
Un estudio de Stanford realizado por John Pencavel concluye que la productividad de los empleados alcanza su máximo en las 49 horas semanales y a partir de ahí el declive es significativo. Si tus empleados sobrepasan las 50 horas, plantéatelo.

Tus empleados están sobrecargados. Toma nota.

Los empleados no asumen todas sus tareas
Pensabas que ese momento nunca llegaría, pero uno de tus empleados (o varios) te han dicho que no pueden hacer más trabajo del que ya hacen. Si han llegado al punto de tener que decírtelo, desde luego, están sobrecargados y ha llegado el momento de que hagas caso a sus señales y reacciones. Su salud lo necesita y tu negocio también.

[td_smart_list_end]