Grupo SANJOSE ha obtenido hasta septiembre un beneficio neto acumulado de 9 millones de euros, un 50,7% menos que en el mismo periodo del año precedente, como consecuencia de mayores previsiones y deterioros en las cuentas para hacer frente a la crisis económica derivada de la pandemia de la COVID-19.

No obstante, la compañía mantuvo contantes los ingresos en 689,2 millones de euros, por lo que defiende que la situación de “fortaleza” patrimonial y financiera “invita a ser optimistas y a confiar en que los efectos que pudieran derivarse a corto y medio plazo sean igualmente limitados”.

Según explica la constructora, la presencia de la compañía en diferentes mercados internacionales y de negocio le han permitido, ante la anómala situación generada por la COVID-19, “cerrar el tercer trimestre del ejercicio 2020 manteniendo su actividad en niveles similares a los del ejercicio anterior”.

El negocio de la construcción es el más destacable con unos ingresos generados entre enero y septiembre que alcanzan los 632,1 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 2,5% con respecto a las cifras registradas en el mismo periodo de 2019.

El resultado bruto de explotación (EBITDA) de esta actividad fue de 26,4 millones de euros (70,6% del EBITDA total obtenido por el Grupo en este periodo).

Cartera contratada de 1.705 millones

Hasta septiembre, Grupo SANJOSE cuenta con un volumen total de cartera contratada de 1.705 millones de euros. Así pues, el volumen de contratos en cartera para el negocio de Construcción alcanza 1.186 millones de euros y representa el 70% de la cartera total de la empresa.

Asimismo, la compañía subraya que un trimestre más refuerza su posición neta de tesorería para situarla en una caja positiva de 148,6 millones de euros, lo que representa una mejoría del 17,1% durante el ejercicio 2020 (126,9 millones a cierre de 2019).