El periódico apunta que el presidente del grupo, Wang Jianlin, el hombre más rico de China, ha visitado ya el complejo castellonense, en el que hay un campo de golf, un parque temático, un balneario y cinco hoteles. Precisamente Wang anunció en julio que su grupo realizaría tres grandes adquisiciones en el extranjero en los siguientes seis meses.

La compañía china irrumpió en España en 2014, al comprar el Edificio España de Madrid por 265 millones de euros y este año adquirió una participación del 20% del capital del Atlético de Madrid por 50 millones de euros.

Marina d’Or espera traer turistas extranjeros a través del aeropuerto de Valencia, a los que se sumarían en un futuro los visitantes chinos. Más adelante, la compañía planea aprovechar el aeropuerto de Castellón, cercano al complejo, para atraer a los turistas.