¿Cómo prepararse? como en todo, hay personas que tienen una capacidad innata para resolverlos con facilidad. A los que no hemos nacido con ese don no nos queda otra que practicar, practicar y practicar: trata de resolver por ti mismo tantos como puedas antes del día D para que tu cerebro llegue entrenado a la entrevista. Para que vayas abriendo boca, aquí te dejamos algunos ejemplos de brain teasers utilizados en entrevistas reales.

1. Cuál es la probabilidad de que el primer día de trabajo del mes sea lunes?

Una semana tiene 7 días, con lo cual en principio, la probabilidad de que el primer día de trabajo del mes sea lunes es de 1/7. Sin embargo, hay que tener en cuenta que, de darse la situación en que el primer día del mes sea sábado o domingo, el primer día de trabajo será lunes de todas formas, con lo cual, tanto si el primer día del mes es lunes como si es sábado o domingo, el primer día LABORAL será Lunes. Por lo tanto, la probabilidad es de 3/7.

2. Tenemos 12 bolas y una balanza. De las 12 bolas, hay 11 que pesan lo mismo y 1 que pesa ligeramente más. Cómo identificamos la bola que pesa más usando la balanza solamente tres veces?

Paso 1: elegimos 10 de las 12 bolas y ponemos 5 en un lado de la balanza y 5 en el otro. Si la balanza permanece equilibrada, sabremos que todas las bolas que hemos pesado pesan lo mismo y podemos descartarlas, ya que entre ellas no hay ninguna que pese más que las demás. Así, ya sólo nos quedará coger las 2 bolas que todavía no hemos pesado, poner cada una en un lado de la balanza y ver cuál pesa más. Esa será la bola, y sólo habremos usado la balanza dos veces.

Paso 2: también cabe la posibilidad de que al elegir las 10 bolas y poner 5 en un lado de la balanza y 5 en el otro, uno de ellos se incline más y por tanto tenga más peso. En ese caso, cogemos las bolas que estaban en el lado que se ha inclinado más (ya que sabemos que entre esas 5 se encuentra la que buscamos, la que pesa más que las demás). A continuación elegimos 4 de esas 5 bolas y ponemos 2 en un lado de la balanza y 2 en el otro. Si la balanza permanece equilibrada sabemos que esas 4 bolas pesan lo mismo, por lo que aquella que pesa más es la bola restante, la que no hemos pesado ahora. En cambio, si un lado de la balanza se inclina más, sabemos que entre esas 2 bolas se encuentra la que pesa más que las demás. Ahora simplemente cogemos esas 2 bolas y ponemos una en cada lado de la balanza. La del lado que se incline es la bola que estábamos buscando, la que pesa más que las 12 restantes. Y sólo habremos usado la balanza tres veces.

4. Dos coches se encuentran a una distancia de 100km. Uno de ellos avanza a 30km/h y el otro a 20km/h y lo hacen en direcciones opuestas. Supongamos que hay una mosca que avanza entre ambos coches, va y viene. Cuantos kilómetros habrá recorrido la mosca antes de que se encuentren ambos coches si sabemos que se desplaza a 60km/h?

La mejor forma de resolver este problema es asumir que uno de los coches se encuentra en reposo y que el otro avanza a 50 km/h, que es lo mismo que si uno avanza a 30 km/h y el otro a 20 km/h. De esta forma, el coche que está avanzando tardará dos horas en recorrer los 100km (50 x 2 = 100). Por tanto, ya sabemos el tiempo que va a tardar el coche en recorrer los 100 kilómetros que le separan del coche que está parado: 2 horas. Ahora, sabiendo que la mosca avanza a 60 km/h, sólo nos queda calcular qué distancia le da tiempo a recorrer en esas dos horas. La operación es sencilla: 2 horas multiplicado por 60 km/h (2×60) es igual a 120 kilómetros. Esa es la distancia que habrá recorrido la mosca en el tiempo que tardan en encontrarse ambos coches.

5. Tenemos dos vasijas, una de 5 litros y otra de 3 litros, y una fuente de la que mana agua de forma permanente. Las vasijas no tienen ninguna marca que indique cuál es el contenido exacto, lo único que sabemos es que su máxima capacidad es 5 y 3 litros, respectivamente. ¿Cómo podemos medir exactamente 4 litros?

Hay distintas formas de resolver este problema pero la más rápida y sencilla sea probablemente la siguiente: llenamos la vasija de 3 litros de capacidad completamente y vertimos el contenido en la de 5 litros. Volvemos a hacer lo mismo y lo vertimos de nuevo en la de 5 litros hasta que no quepa más. De esta forma, la de 5 litros estará a tope y la de 3 litros se nos quedará con justamente 1 litro. Una vez tenemos este litro en la de 3, vaciamos la vasija de 5 y vertimos el litro de la de 3 en la de 5. Para finalizar, llenamos la de 3 y la vaciamos en la de 5. Ya tenemos los 4 litros que buscábamos.