El objetivo de la compañía madrileña es ir ampliando su participación en la aseguradora hasta lograr una posición mayoritaria. Una de las fortalezas de BCI es su entente con Banco de Crédito e Inversiones, la tercera entidad financiera de Chile por recursos propios, así como su fuerte presencia en los corredores y mediadores convencionales.

La compra realizada por el grupo presidido por Ignacio Garralda se hará efectiva durante el primer trimestre de 2016 y se enmarca en el plan estratégico 2015-2017 de la empresa madrileña, que buscaba abrir nuevos mercados en el exterior para reducir su dependencia del mercado nacional.