La salida del ejecutivo se suma a la del director financiero de Abengoa Yield, Eduard Soler, que se produjo hace dos meses, y no es el mayor de los problemas para la empresa. Cerca de 200 firmas han prestado más de 20.000 millones de euros a la compañía controlada por la familia Benjumea. De esta cantidad, el 12% son préstamos corporativos, el 40% circulante y un 48% restante corresponde a financiación de proyectos.

Salida del Ibex 35

Precisamente algunos de los prestamistas de Abengoa han puesto trabas al acuerdo que esperaba alcanzar la empresa con Gestamp. Es el caso de las firmas extranjeras, que tienen el 80% de la deuda de la compañía. Entre los bancos que prestaron dinero al grupo español hay incluso una entidad pública, el Federal Financing Bank, que pertenece al Gobierno de EEUU.

La banca española también está expuesta a la deuda de Abengoa, sobre todo Santander, Bankia, CaixaBank y Santander. El Instituto de Crédito Oficial (ICO) es otro de los organismos que prestó dinero a este grupo especializado en la fabricación de placas solares. Abengoa, que salió este miércoles del Ibex 35, perdió hasta septiembre 194 millones de euros y facturó 4.873 millones, un 3,8% menos que un año antes.