La tecnología impulsará la eficiencia y la productividad en la banca, “en la misma medida que ya ha sucedido en otras industrias digitalizadas”, ha asegurado González, al intervenir junto a altos ejecutivos de empresas como PepsiCo y Mozilla. Y no pasará en un futuro sino ya, ha advertido. El presidente del BBVA ha puesto como ejemplo a las start-ups que están aprovechando la tecnología para ofrecer una mejor experiencia al usuario de la banca. “Durante 2014 las compañías de Fintech atrajeron una inversión superior a 12.000 millones. En el primer semestre se han superado ya los 13.000 millones”, ha señalado.

Un cambio cultural y organizativo

Ante un panorama en el que compañías como Amazon, Google o Apple siguen apoyándose en los bancos pero manteniéndose al margen del sistema bancario, el presidente del BBVA se ha mostrado convencido de que el cambio que necesitan los bancos “es un largo y complejo proceso que incluye no solo la transformación tecnológica sino también un profundo cambio cultural y organizativo”.

La respuesta de los bancos, ha dicho González, debe ser transformarse para maximizar su principal ventaja competitiva: los datos. BBVA ha creado para ello BBVA Data & Analytics y ha incorporado a la plantilla a personas especializadas en este campo. “Nuestros equipos de Big Data en España y EEUU están ya trabajando en áreas como analítica de clientes, procesos, riesgo y fraude y nuevos productos digitales”, ha detallado.

Digitalización acelerada

El reto para el BBVA es ambicioso: liderar la transformación de la industria financiera y convertirse en el primer banco basado en el conocimiento. Pero el cambio tecnológico continúa a paso acelerado y la sociedad cambia al mismo ritmo. “El Internet de las Cosas está despegando y la Inteligencia Artificial se encuentra todavía en la infancia. Competimos, por tanto, en una carrera que no tiene línea de meta ni recorrido prefijado. Ni siquiera un conjunto de reglas para guiarnos en nuestros esfuerzos”, ha concluído González.

BBVA es la primera entidad financiera de España y México y cuenta con franquicias líder en América del Sur y la región del Sunbelt en Estados Unidos. Además, es el primer accionista del banco turco Garanti. La responsibilidad corporativa es inherente a su modelo de negocio y está presente en los principales índices de sostenibilidad.