Los repuntes salariales se conceden normalmente una vez al año, aunque todo depende del estado de ánimo de la economía y de la demanda de los empleados de tu compañía.

Pero antes de decidir cuánto quieres que aumente tu salario, haz una serie de deberes:

Registra tu éxito

Documenta todos tus logros y felicitaciones, que sea de tus clientes, compañeros de trabajo o aquellos que están por encima de ti.

Demuestra lo que vale

Si es posible, proporciona el valor numérico de tus logros. Las ventas que has hecho y las ofertas que has negociado, por ejemplo.

Elige el momento oportuno para pedir un aumento

Ten en cuenta el entorno en el que trabajas y asegúrate de que es el momento adecuado.

Presta atención a la retroalimentación de la gente que está por encima de ti

Asegúrate de tener en cuenta los criterios que te harían elegible para un aumento.