El negocio que traspasará el banco, no obstante, representa menos del 1% del total de activos gestionados en todo el mundo, que alcanza los 218.300 millones. El acuerdo firmado con UBS incluye el traspaso de todos los empleados de banca privada, del personal de apoyo en las oficinas y de seis sucursales.

Santander se introdujo en el negocio italiano de la banca privada en 2007, con el modelo del español Banif. Su filial dedicada a esta banca personalizada para grandes patrimonios tiene presencia en España, Portugal, Brasil, Chile, México, Estados Unidos, Suiza y Bahamas. En conjunto, el Banco Santander ganó entre enero y septiembre un total de 5.106 millones de euros, un 17,1% más que en el mismo periodo de 2014.