En este artículo te damos 4 claves para reinventarte laboralmente.

Mira atrás en busca de pistas

Mirar, ojo, que no ir. Hacia atrás no hay que volver ni para coger impulso. Siempre hay que mirar hacia adelante y avanzar. No obstante, para reinventarte es necesario que eches la vista atrás y consideres, entre otras cosas, lo que has conseguido hasta el momento, qué es aquello por lo que has peleado, qué personas estuvieron a tu lado y de dónde salió tu motivación para llegar hasta donde estás. Sólo conociendo a fondo tu carrera y tu presente sabrás trazar la línea del camino que quieres seguir de ahora en adelante.

Imagina el futuro

Soñar es gratis, así que no pongas límites a tu imaginación. La realidad te los pondrá, pero si limitas tus sueños acabarás por no saber muy bien hacia qué meta partir. Recuerda que todo tiene sus pros y sus contras y nada es sencillo. Teniendo esto en cuenta, piensa cómo sería tu nueva vida. ¿Ya lo tienes? ¿Te gusta? Pues ahora ponte manos a la obra y valora de qué forma puedes llegar hasta eso que has soñado. Puede costarte más o menos, pero por lo general, en el ámbito laboral solemos soñar con cosas posibles. Recuerda la famosa frase de Walt Disney: “Si puedes soñarlo, puedes hacerlo, recuerda que esto empezó con un ratón”.

Haz networking, infórmate

¿Quién está haciendo ya eso que tú quieres? Acércate y habla con esa persona. No hay mejor manera de aprender que de una conversación. Es cierto que, como dice el refrán, cada uno cuenta la feria según le va en ella, pero precisamente para eso está el networking: para crear una red de contactos, conocer la experiencia de diferentes personas y contrastar. Ve a eventos, manda e-mail, contacta a través de redes sociales… Hay muchas formas de hacer networking, elige la que más te convenga y toma nota para construir tu propio nuevo camino.

Invierte en ti (no sólo dinero)

Quien algo quiere, algo le cuesta y no siempre es dinero. Tiempo libre es otro de los bienes más preciados que tenemos los seres humanos y que a veces tenemos que sacrificar para mejorar. Tener títulos de cada cosa que sepas no lo es todo, aunque siempre es recomendable por la forma de cribar currículum que se ha instalado a gran escala en España. Voluntariados, cursillos intensivos, eventos relacionados con tu gremio, seminarios, jornadas… De todo se aprende y en tu mano está el tiempo que le dediques a tu preparación.

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=6955]