El smartphone de Telefónica se comercializará de forma simultánea en España, Alemania y Reino Unido, y para diseñarlo la compañía presidida por César Alierta se ha aliado con el fabricante de móviles BQ. El lanzamiento del móvil contrarrestará el poder de la empresa de Tim Cook, que ha alcanzado con Android una cuota de mercado del 83% en todo el mundo durante el segundo semestre de este año.

Terminal compatible con las apps de Google

Google impone a los fabricantes que los móviles establezcan Gmail como el correo por defecto, Chrome como navegador predeterminado y así con el resto de aplicaciones de la compañía estadounidense. El Cyanogen OS permite prescindir de todos estos servicios.

El proyecto del nuevo software para smartphones superó en abril una ronda de financiación de 73 millones de euros liderada por Telefónica y el Banco Santander. Actualmente el sistema operativo suma ya 50 millones de usuarios activos y tiene a 5.000 desarrolladores preparando aplicaciones. Entre los inversores de Cyanogen hay nombres de peso como el del magnate de los medios Rupert Murdoch o el holding chino Tencent.

El precio del terminal que se pondrá a la venta este jueves rondará los 230 euros y ofrecerá facilidades para que el usuario gestione la privacidad de sus datos. El sistema, al estar basado en Android, permite usar si se desea todas las aplicaciones de Google.