Ampliando el foco, durante el primer semestre del año Vodafone logró una cifra de negocio de 2.489 millones de euros, un 0,2% menos que entre enero y septiembre de 2014. Su ebitda -resultado antes de impuestos y amortizaciones- repuntó un 16,3%, de manera que el margen sobre los ingresos ya se sitúa en el 26,5%.

La evolución de Vodafone es similar a la otro jugador del sector de la telefonía móvil, Orange. Entre julio y septiembre, la cifra de negocio de la teleco francesa alcanzó los 1.216 millones de euros, 152 millones menos que un año antes.