Acuerdo violento.
Amazon ha dedicado muchos de sus esfuerzos a la hora de reinventarse e innovar. Cuando estás en una compañía que crece muy rápido y con líderes ambiciosos, la pasión por conseguir beneficios es la clave para coordinar los equipos. Aunque debes estar preparado para sobrevivir a detractores inevitables y al rechazo. Si le preguntas a Jeff Bezos, CEO de la compañía, te dirá que “es natural que todos aquellos que comparten una misión puedan sacar su lado más violento o furioso para alcanzar la meta”. Pero cuando te preocupas demasiado por algo, es difícil ser estable. Bezos insiste que “a menudo el principal debate es sobre lo que es correcto y la manera de hacerlo. Es un problema de calidad”. La gente valora más ser escuchada que estar de acuerdo con sus ideas. Por lo que el truco es escuchar y saber dirigir el fuego. Vuelca toda tu energía hacía cuestiones que haya que resolver en lugar de en cuestiones personales.

Amigos y familiares tóxicos.
Dejar las cosas pasar es difícil para luchadores porque están acostumbrados a persistir hasta ganar. Pero, ¿tenemos que ganar en todo? La gente exitosa elige sus batallas sabiamente, incluso cuando el riesgo es enorme. Es difícil para nosotros dejar escapar a las personas importantes de nuestras vidas. Pero es evidente que persistir en relaciones abusivas y tóxicas es peligroso. A largo plazo, las consecuencias podrán llegar hasta tu oficina.

Fantasmas del pasado.
Puede ser doloroso tomar el poder de alguien que era tu amigo, pero que resultaba destructivo para tu equipo. Pero olvidarse de los “fantasmas del pasado” ayuda a evitar que se infecte tu oficina, porque nadie tiene el derecho de acabar con el sueño de otra persona.

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=4305]

En el estudio que realizamos junto a la Escuela de Negocios Wharton y la Universidad de Stanford, preguntamos a altos ejecutivos de 110 naciones por su definición de éxito. El estudio subrayó cómo las personas ambiciosas imponen sus reglas en el mundo, para bien o para mal. Basándonos en las elecciones que ellos tomaron y en su punto de vista, su impacto es creativo en lugar de destructivo, si se centran en el futuro y olvidan el pasado. Pero el hecho es que los mejores ejecutivos resuelven los problemas ferozmente y se dedican sus equipos a crear una vida que importa. Ese es el único legado digno de celebración.